Blog
Serendipia Creativa

Encuentra en este espacio poemas, reflexiones, reseñas, abstractos de narrativas, temas sobre edición de contenidos y otros escritos, así como también información sobre el arte visual de Dacxilia Deras

El silencio de la mujer en las bellas artes.

En general, la mujer fue relegada de una cátedra, por considerar que solo debía de saber lo necesario para cuidar de su familia, en la sociedad no era necesario, aún la que estudiaba era con el fin de ser aristócrata, de familias ricas o cortesana.




La historia está plagada de engaño, mentiras, pero no de tanta envergadura como el silencio del que se ha vestido a la mujer, a lo largo de los siglos, no solo en el ámbito social, si no, el más grande silencio que ha sufrido la mujer el cual está en el mundo del arte, la mujer segregada a ser ama de casa, cuidadora de la familia en especial de su esposo; pasa desapercibida por considerarla de poco valor, creada solo para criar y amamantar, no era posible concebir a la mujer artista.


La educación académica comenzó por invertir el tiempo disponible, por diversión. Fue hasta el siglo IV a. de C. con Platón, que cobró carácter sistemático con la creación de su "Academia" en Atenas; un ejemplo que otras academias fueron siguiendo. La filosofía era el pleno conocimiento y el filósofo incluía materias como matemáticas, música, literatura y retórica, era de esperar que los niños debían de empezar quedando las niñas siempre en desventajas.

La educación era especial para hombres, a veces para mujeres de abolengo; pues en Europa, según la historia, han habido mujeres intelectuales. En general, la mujer fue relegada de una cátedra, por considerar que solo debía de saber lo necesario para cuidar una familia, en la sociedad no era necesario, aún la que estudiaba era con el fin de ser aristócrata de familias ricas o cortesana.

En el arte era imposible concebir a una mujer en un concierto tocando un instrumento o exponiendo una pintura, no se encontraba una literata. Sin embargo, encontramos a lo largo de la historia mujeres dentro del arte usando su desnudez para algún artista privilegiado que podía ver, tocar, explorar un cuerpo natural para su representación en escultura o arte plástico; la primera mujer que apareció públicamente desnuda fue Afrodita de Cnidos, de Claude Randon (Años 1674 -1704) este célebre escultor de Grecia quién fue el que provocó un escándalo, una revolución en el arte, siendo una polémica occidental en el mundo griego, en un mundo clásico, con la escultura de una mujer desnuda.

Para entrar en contexto, la mujer si podía mostrar su cuerpo y ser usado para el arte, pero no podía usar su talento para hacer arte, una paradoja que ha arrastrado por siglos el estigma que cubre a la mujer, por ser considerada inferior al hombre.


Afrodita de Cnidos


Como el nacimiento de Venus, de Botticelli, la Venus del espejo, de Diego Velázquez, Olimpia, de Eduard Muret, solo por mencionar a algunos grandes, la historia no cuenta de una mujer artista que se le compare con alguno de ellos o una Miguel Ángel, una Picasso. Es normal encontrar en las páginas del tiempo mujeres posando para grandes artistas de las artes visuales, usadas como modelos en las cortes donde los reyes pedían que así fuera y su artista favorito las pintara.

Ha sido difícil para la mujer alcanzar un escaño en la historia universal; para saber que también hubo grandes artistas después de incansables rebeliones de mujeres que querían salir del anonimato.


Las primeras mujeres artistas que se dieron a conocer fueron hijas de Reyes


Una pregunta recurrente ha sido ¿por qué la historia no ha contado que hubo mujeres artistas? Ha sido negada, menospreciada, denigrante el ocultar a las mujeres y sus obras, y no es que si el arte es femenino o decir arte femenino, porque no encontramos que se diga el arte masculino, esto es por generar ese menosprecio al estilo único de un artista sea esta una mujer con el mismo talento sin diferenciar sensibilidad o criterio a la hora de crear.



Sofonisba Anguissola

Como le pasó a la pintora italiana Sofonisba Anguissola; Cremona 1527 - Palermo 1623. Adquirió su estilo pulcro; fue invisibilizada a pesar de su gran talento y la admiración por Miguel Ángel, que, como Velázquez o Goya, fue pintora de la monarquía española.

Retratista del renacimiento, no se encontraba en la historia del arte, una grande descubierta o redescubierta por los años 70 por otras mujeres, al devolverle su firma, su nombre y su obra.

Mujeres reservadas al hogar, a lo oculto; insólito en este tiempo el caso que cuatro mujeres hijas de Amílcar Anguissola, fueran artistas. Sofonisba, sabemos que cuando llegó a la corte con Felipe II, a quién le hizo un retrato, le fue atribuido a Alonso Sánchez Coello, por siglos. La historia había pasado desapercibida para Sofonisba, así fue con su obra, había sido borrada su firma, gracias a la restauración de algunos de estos fue descubierta y la historia la reclamaba, su nombre le fue devuelto que durante siglos fue invisibilizada.


Hay mujeres que se rebelaron imponiendo su arte, su creatividad, su talento, aún a pesar del miedo, de las dudas y la persecución que sufrían. Mujeres sabias y talentosas que lograron algún reconocimiento como Hildegarda de Bingen, consejera de papas y emperadores, Cristina de Pisan, cronista de la historia de Francia, Beatriz Galindo, preceptora de latín de Isabel la Católica, Sofonisba Anguissola, retratista en la corte de Felipe II, María de Zayas, novelista de éxito en el Siglo de Oro, Aphra Behn, dramaturga y espía en la Inglaterra de la Restauración o Luisa Ignacia Roldán, escultora de cámara de Carlos II y Felipe V. A quienes la historia las había borrado de sus aranceles.

Con esto ya será posible que las mujeres puedan ser nombradas a lo largo de la historia, preservar su obra y prolongar su nombre junto a los de grandes hombres del arte, por lo menos es la pretensión al descubrir a lo largo del tiempo que mujeres artistas hay desde siempre. Dejaran lo que por largos siglos a significado, ocultarse, la sumisión al poder, ignorancia, confinamiento por temor, rechazo y persecuciones.

Ya para mediados del siglo XX, el panorama cambia y las mujeres comienzan a dejar su estela en el arte y en la futura historia serán nombradas, su brillo será luz para seguir las pisadas por otras mujeres artistas, que ya no tendrán miedo a ser discriminadas por el simple hecho de ser mujeres, artistas visibles, fuera de paradigmas y podrán ser expuestas con la misma importancia de la que ahora gozan artistas como Miguel Ángel, Leonardo da Vinci, Van Gogh... entre otros.

Como lo menciona Virginia Woolf, con un título deliberado "Mujeres y ficción" por el dilema: "¿Qué es más importante, la mujer que escribe o lo que se escribe sobre las mujeres?" en el contexto que, la mujer ha sido muestra o modelo importante para el arte y no artista haciendo arte.

Artículo escrito por: Marina Sigüenza escritora, poetiza y colaboradora de este blog.


𝓓𝓢𝓓 𝓐𝓻𝓽𝓲𝓼𝓽 ‬Magazine Blog (Spanish Edition)

Aʀᴛ | Pʜᴏᴛᴏɢʀᴀᴘʜʏ| Eᴅɪᴛᴏʀ

New York, NY

‪(646) 820-9005

Queens, New York 11385

Si deseas colaborar y compartir contenido en este blog ponte en contacto a dacxilia.editor.artist2021@gmail.com con asunto: "Colaboración como autor de contenido" y pronto nos pondremos en contacto contigo.

Si te gusta el artículo comparte con tus amigos.

















42 views0 comments

Recent Posts

See All